Escuchá LCR Play

Juntos Somos… el avión que no vuela y los patrulleros que faltan

Por Juan Martin - Legislador rionegrino (PRO – Juntos por el Cambio)
Juntos Somos… el avión que no vuela y los patrulleros que faltan
Nicolás Muñoz
Nicolás Muñoz
Publicado en Editorial y Opinión el 08/01/23. 20:15:43

Con pocos días de diferencia, dos noticias llamaron mi atención. Hechos que aparentemente no tienen que ver entre sí, pero que en realidad están muy relacionados y muestran claramente las deficiencias en la gestión de la provincia.

Una de estas noticias es la revelación de que el avión sanitario de la provincia, por el cual el gobierno de Juntos Somos Río Negro gastó 4,2 millones de dólares, hace dos meses que no vuela porque no tiene pilotos capacitados. Un episodio más en un proceso rodeado de sospechas que se encuentran bajo la lupa del Tribunal de Cuentas y la Fiscalía de Investigaciones Administrativas; además de una muestra de improvisación total, que exhibe la falta de responsabilidad y profesionalismo con que se gestionan los recursos de todos los rionegrinos.

Días antes, un informe periodístico mostró la acuciante falta de patrulleros en las comisarías rionegrinas, con ciudades como Villa Regina que tienen apenas dos móviles policiales en funcionamiento para cuidar a cerca de 35.000 vecinos.

De la relación entre ambas noticias surge una verdad dolorosa: el gobierno priorizó la compra de un avión que no vuela por sobre la seguridad de los rionegrinos. Y así podríamos decir lo mismo de los hospitales sin insumos, los edificios escolares en mal estado, las redes de agua potable que no dan abasto, etc.

Desde la Legislatura y en absoluta soledad muchas veces fuimos críticos de la gestión de Juntos Somos Río Negro, que en casi 12 años lo único que hizo crecer fue el gasto público, la deuda, el déficit, los impuestos y la planta de empleados públicos en lugares innecesarios. Pero estos señalamientos no dejaban de estar en un plano técnico, difícil de comprender para el ciudadano común.

Ahora, tenemos un ejemplo bien concreto de lo que significa un mal gobierno. Lo que sucede en Río Negro es casi tan alevoso como lo que pasa en la provincia de Buenos Aires, donde el gobierno compra gel lubricante íntimo mientras más de la mitad de los chicos pasan hambre.

No hay excusas. No es que no hay patrulleros porque no hay plata. Es que el gobierno provincial prefirió gastar los recursos en un avión.

Los rionegrinos pronto tendremos una oportunidad. Decidiremos si queremos un gobierno conectado con las necesidades reales o si seguimos con esta lógica de prioridades equivocadas.