Escuchá LCR Play

Por la muerte de Kayla, ordenaron detener al conductor pero aún no lo encuentran

A casi 10 días del trágico vuelco, el hombre es buscado desde el fin de semana en Neuquén para formularle cargos. La alcoholemia arrojó resultado positivo.
Por la muerte de Kayla, ordenaron detener al conductor pero aún no lo encuentran
Fotografía por gentileza diario RN
Cristian Córdoba
Cristian Córdoba
Publicado en Policiales y Judiciales el 11/01/23. 13:04:09

Regina/Godoy – Desde el fin de semana está la orden de detención solicitada por la Fiscalía de Villa Regina contra el conductor del Peugeot 206 en el que viajaba Kayla, la menor de 7 años que falleció trágicamente durante la madrugada del pasado lunes 2. Fue, precisamente, luego de que el rodado volcara cuando circulaba por ruta nacional 22, entre Regina y Godoy.

gentileza
gentileza

El hecho conmocionó a la región por el fallecimiento de la criatura y, sobre todo, a partir de que se conocieran mayores detalles respecto al estado en el que conducía Juan Sandoval (36). En este sentido se confirmó que el hombre manejaba con 1.30 gramos de alcohol en sangre (en ruta 22 la tolerancia es de 0). Además, se lo acusa que lo hacía con exceso de velocidad (más de 150 k/hora) y realizando maniobras de adelantamiento a los vehículos que circulaban por la ruta 22 en sentido este-oeste (Regina-Godoy).

Por este motivo, todo apunta a que llegado el momento se lo imputará por su conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria ya que como consecuencia de todo ello fue que el conductor perdió el control del auto, derrapó sobre la cinta asfáltica hasta finalmente volcar y quedar sobre la sub banquina norte tras dar varios tumbos. Seguidamente, el auto quedó envuelto en llamas.

En el siniestro Kayla falleció en el acto tras salir despedida del habitáculo, su mamá Florencia Fernández resultó con fractura de fémur derecho y de cadera y con politraumatismos resultó el amigo de la pareja que viajaba en el asiento trasero junto a la menor.

La orden de detención contra Sandoval comenzó a tomar fuerza a partir de las acusaciones de la familia de Kayla y su mamá, quienes en todo momento aseguraron que no se trató de un accidente a partir de los mensajes recibidos por las redes sociales y llamado telefónicos. Todos sostenían que el conductor estaba alcoholizado ya que había consumido en Las Grutas, antes de salir rumbo a Neuquén, y también durante el trayecto al detenerse para comprar más alcohol.

Otro de los datos aportados a la causa es que el conductor estuvo violento durante el viaje contra la mamá de Kayla, situación que provocaba el llanto de la criatura hasta el fatal desenlace.

A casi diez días del trágico hecho, la familia de Kayla se moviliza y reclama justicia. En forma simultánea, continúa la búsqueda de Sandoval en Neuquén para luego avanzar con la audiencia de formulación de cargos. En relación a esto último, la calificación legal por ahora es la de “homicidio culposo agravado por el uso de vehículo automotor, por haber obrado con culpa temeraria y con un nivel de alcoholemia superior al permitido, lesiones graves culposas y lesiones leves”.

Teniendo en cuenta la mencionada calificación legal, y que el hombre contaría con una condena (se desconoce por qué delito) y con antecedentes vinculados a violencia de género, no se descarta que desde la Fiscalía se solicite la prisión preventiva del conductor una vez que sea aprehendido.