Escuchá LCR Play El BAS continúa pesquisando pacientes en Colalao del Valle

El subdirector de la Red de Servicios, Marcelo Montoya, comentó que el operativo contó con el apoyo de médicos centinelas, personal de Operativos Móviles, de la Red General de Servicios, del Área Programática Oeste y Área Valles Calchaquies.

Desde mayo del 2020 la Búsqueda Activa de Sintomáticos trabaja de manera incansable en zonas vulnerables de la provincia. Este programa fue dispuesto desde el Ministerio de Salud Pública, a cargo de la doctora Rossana Chahla, como una de las estrategias preventivas para hacer frente a la pandemia por coronavirus.

El primer acercamiento lo realizan los agentes socio sanitarios, quienes casa por casa visitan a las familias del lugar. Ante la presencia de un paciente con sintomatología, les realizan un triage con preguntas que definen si la persona debe hacerse el testeo. Dependiendo del caso y el estadío de la enfermedad en el que se encuentra el paciente, puede realizarse el test rápido de antígenos o el PCR.

Además de la sintomatología, los equipos hacen hincapié específicamente en aquellos pacientes con comorbilidades como, por ejemplo, hipertensión, diabetes, obesidad, asma, mayores de 60 años, embarazadas, entre otros, para realizar controles más profundos con estudios de laboratorios y radiografías de tórax en la policlínica más cercana al lugar donde se encuentra asentado el operativo.

Posteriormente, si hubiese un caso positivo para Covid-19, los profesionales, con previa evaluación de las condiciones del paciente, les ofrecen realizar un tratamiento con ivermectina, a partir de un protocolo provincial, en pos de disminuir la carga viral de los enfermos. Este tratamiento se inicia con previa explicación por parte del equipo médico de cómo llevarlo a cabo, junto al seguimiento exhaustivo por parte del Siprosa de forma telefónica una vez iniciado, hasta el alta.

Quienes realicen el protocolo, previamente firman un consentimiento informado para hacer el tratamiento de manera controlada y acompañados por los equipos de salud.