Escuchá LCR Play

Regina: fotomultas, lomos de burros y cambios en Juan B. Justo

Estos fueron algunos de los temas abordados con el director de Tránsito municipal, Mario Figueroa. “Falta respeto y empatía a la hora de conducir”, dijo. También hizo mención a los últimos hechos trágicos y graves ocurridos en la ciudad.
Regina: fotomultas, lomos de burros y cambios en Juan B. Justo
Cristian Córdoba
Cristian Córdoba
Publicado en Municipales el 20/01/23. 08:45:06

Villa Regina – Más decrementadores, la remarcación de las sendas peatonales y señalizaciones inclusivas forman parte de los primeros trabajos que se proyectan desde el área de Tránsito Municipal de la ciudad para el corto plazo. Además, se pretende avanzar con el cambio de circulación en una parte de la calle Juan B. Justo para, posteriormente, prohibir el giro a la izquierda al momento de arribar a avenida Mitre.

Todos estos temas, y otros, fueron abordados ayer con el director de Tránsito, Mario Figueroa. Pese al trabajo que se viene realizando y a las campañas de educación vial que se implementan en las escuelas, las cuales se retomarán este año, el funcionario recalcó durante la entrevista el “respeto y la empatía” que toda persona debe tener a la hora de conducir. Figueroa consideró que de esa manera es como se puede disminuir el número y la gravedad de los siniestros viales, como así también combatir los “usos y costumbres” propios de Regina en materia de tránsito.

Durante la entrevista resaltó la importancia de los semáforos colocados durante el 2022 en General Paz- Castello y en Juan XXIII-Alberdi ya que contribuyeron a ordenar el tránsito, aunque reconoció que aún se siguen produciendo algunas infracciones propias de la falta de cultura y educación al no respetar la mencionada señalización.

En relación a este tema se adelantó que el martes se cambiarán los cuerpos semafóricos de Mitre y 20 de Junio para también instalar decrementadores en ese punto y, posteriormente, se hará lo mismo en el semáforo de Antártida y Mitre.

Consultado respecto a qué sucedió con el sistema de fotomultas que se preveía para la ciudad por los meses de septiembre y octubre del año pasado, Figueroa reconoció que por el momento el Municipio no está en condiciones de avanzar con esta medida debido a la importante inversión económica que se debe realizar.

“Hay que colocar 28 postes nuevos, lo que significan 3 millones de pesos (valor de noviembre). Por ahora, ese tema está paralizado porque no se cuenta con esos fondos. La empresa se comprometió a colaborar con la instalación de los postes, por lo que es probable que se coloquen 10 y se inicie con los 5 semáforos que se encuentran sobre la autovía”, explicó el director de Tránsito.

En otro momento de la entrevista mencionó que se compraron 200 kilos de pintura termo plástica para así mejorar la marcación de las sendas peatonales de la ciudad, las cuales por marcarse con pintura común su duración es inferior al año. Se estima que en los próximos días se remarcarán todas las sendas peatonales.

Además, se comenzará con una campaña vinculada a la colocación de más de 10 señalizaciones con el nuevo símbolo de la inclusión y la discapacidad en distintos puntos de la localidad.

La esquina de avenida Mitre y calle Juan B. Justo suele ser uno de los puntos críticos en materia de tránsito en virtud de los reiterados accidentes que se produjeron en ese sector durante el año pasado. Por ese motivo, se proyecta para el mediano plazo prohibir el giro a la izquierda para quienes deban ingresar a la avenida desde la mencionada arteria de barrio Tonini.

Sin embargo, previa a ello debe aplicarse el cambio de sentido de circulación de Juan B. Justo. En este sentido, para descomprimir el tránsito y evitar el embotellamiento que suele producirse en los horarios de salida del Niño Jesús, en el corto plazo dicha arteria volverá a ser doble mano entre San Lorenzo y Juan XXIII.

Respecto a los lomos de burro solicitados por los vecinos en distintos barrios, el funcionario señaló que ha recibido infinidad de notas, aunque aseguró que no son la solución a los excesos de velocidad. “No soy partidario de los lomos de burro. Acá hay que cambiar las actitudes, es un grave problema cultural y de educación que se da en la ciudad, pero que es a nivel país. El vecino ante la falta de solidaridad por quienes conducen a alta velocidad recurre a los lomos o a inundar las calles con agua, pero nada sirve si no hay respeto y empatía”, afirmó.

También lamentó y llamó a la reflexión por los últimos hechos de tránsito sucedidos en la ciudad, algunos de ellos trágicos. “Más allá de las prioridades, acá el tema a analizar es la velocidad, todo el mundo sabe, o debería saberlo, que la máxima es hasta 40 km/hora en los barrios, 30 en las esquinas y se permite hasta 60 en algunos puntos de la General Paz”, señaló.

“Más allá de los controles y las infracciones, hay que insistir y concientizar con las campañas de educación vial, el uso del casco, del cinturón y de respetar los límites de velocidad como se viene haciendo en las escuelas”, finalizó.