Antártida: “Hoy es un perro, pero sería feo que una criatura caiga ahí adentro”

Una vez más vecinos del barrio manifestaron su preocupación por la peligrosidad del desagüe que está sin entubar, sector donde también se ubica una plaza.
Antártida: “Hoy es un perro, pero sería feo que una criatura caiga ahí adentro”
Redacción
Redacción
Publicado en Mi noticia en LCR el 15/09/22. 19:15:29

Villa Regina – Días atrás una vecina de Villa Antártida reiteró una preocupación que aún sigue latente en el barrio ante la peligrosidad que significa el hecho de que aún no se haya entubado el desagüe de calle Antártida.

Hasta la fecha varios son los perros que se han caída a dicho curso de agua y que debieron ser sacados por los vecinos. “Hoy es un perro, pero sería feo que una criatura caiga ahí adentro”, comentó hace poco tiempo una lectora a LCR. “Estamos cansados de vivir situaciones como estas”, se agregó.

El temor radica, sobre todo, en el riesgo que representa que en dicho sector exista una plaza. “Vamos a esperar a que ocurra otra desgracia para que vuelvan a colocar los tubos”, manifestaron hace ya varios meses los frentistas del lugar a este medio.  Vale señalar que antes de ser entubado, en dicho curso de agua se ahogaron dos criaturas (a mediados de la década del 90 y en el 2007).

Cabe recordar que el entubado debió levantarte hace aproximadamente un año en varios sectores del paseo de calle Antártida debido a la obstrucción que presentaba. Posteriormente, desde Obras Sanitarias del Municipio se señaló que debido al crecimiento en ese sector de la ciudad el entubado quedó chico.

“No se puede destapar un caño que está cerrado. A eso debe sumarse que los 80 centímetros de diámetro que presentan los caños hoy resultan insuficientes. Si además dos chacras descargan el agua en ese canal comunero o llueve varios milímetros, el colapso es inevitable”, se manifestó en su momento desde la Municipalidad a LCR.

Por esta razón, la intención es llevar de 80 centímetros a 2 metros el diámetro de los caños. Además, se preveía colocar una serie de cámaras a lo largo de los 500 metros que presenta el paseo para facilitar la limpieza del entubado y con ello evitar una nueva obstrucción.

Si bien desde hace tiempo ya se cuentan con alrededor de 10 cámaras, hasta la fecha la obra no fue realizada.